Las naves industriales son edificaciones diseñadas para albergar procesos de producción de diferentes industrias. Pueden contener casi cualquier tipo de maquinaria y equipos especializados, y también sirven como centros de almacenamiento de la mercancía, materia prima u otros equipos de infraestructura de las empresas. Su versatilidad depende de las medidas y especificaciones en las que son construidas.

En realidad, no es solamente contar con un terreno y comenzar con la edificación de una nave industrial. Arquitectónicamente se debe seguir un proceso para que sea segura y cuente con las características que pide la industria. Estas siempre deben adecuarse a las actividades que se desarrollen adentro.

A continuación, enlistamos los principales tipos de naves industriales:

  • Naves de estructura metálica
  • Naves de hormigón prefabricado
  • Naves de hormigón in situ
  • Naves mixtas