¿Vas a construir un techo de lámina? Si la respuesta es afirmativa, en  CURVOTECHOS te compartimos algunos de los tipos de láminas que deberías de considerar:

Láminas de acero: son de una sola pieza y con algún tipo de acanalado. Gracias a que han sido galvanizadas resisten a la corrosión, lo que alarga su vida útil. Es uno de los principales materiales de construcción.

Láminas de PVC: ligera, resistente, eficiente, estética, durable, anticorrosiva y reciclable. También cuenta con propiedades aislantes al ruido, calor y electricidad. Es 15 veces más térmica que la de acero y reducen un 38% el ruido exterior.

Láminas acrílicas: brindan claridad, brillo, transparencia y traslucidez. Son altamente resistentes a impactos. Pueden recubrirse para obtener características de anti empañado, reducción de reflejos y reflectividad solar.

Lámina tipo teja de plástico: con estructura trapezoidal y apariencia de teja, está fabricada en polietileno mineralizado y pigmento de color rojo oxido. Ideal para cualquier ambiente, de bajo costo, ligera y resistente.

¿Te interesa saber más de los techos de lámina y las opciones que te ofrecemos en CURVOTECHOS? Llámanos, con gusto te daremos más información de las láminas que manejamos.